<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1759485637677477&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Hoy hacemos una cata de vinos en casa

Copa

Me gusta el vino, cocinar, explorar y descubrir nuevos sabores. Ir a catas de vino en  vinotecas o bares es un muy buen plan para vivir esas experiencias. Es casi como viajar: conocés gente, compartís, te dejás sorpender y aprendés.

Claro que después de algunas experiencias te sentís un poco más que amateur, algo así como “un aficionado con experiencia” y si sos anfitrión, se te puede cruzar como a mí lo que sentís como una “gran” idea: ¿Qué tal si organizo una cata de vinos en casa?

Entonces empezás a repasar todo lo que observaste que suele hacer un sommelier en aquellas degustaciones a las que fuiste.

Cuando comenzás a tomar nota te das cuenta que hay muchos puntos a considerar, que no es tan simple, pero es posible. Es decir, vas a tener que hacer un check list, te tomará un tiempito organizar, pero vas a poder hacerlo con mucho estilo.

Confiá en vos porque la experiencia habla por sí sola, yo empecé por activar la memoria de las sensaciones y recordé que había algo clave: el ambiente.

No es lo mismo tomar un vino que catar un vino. Catar es degustar, es probar de a poco, apreciar cada paso, sentir a través de los sentidos - valga la redundancia -, recordar, vislumbrar, asombrarse. Y para que eso fluya es importante crear la atmósfera, el canal para que eso suceda.   

¡Luz, ambiente y acción!

La primera vez que organicé una cata de vinos en casa, uno de los invitados era sommelier. Él traería los vinos, con lo cual le consulté que necesitábamos.

Armé todo y cuando nos dispusimos a degustar los vinos, en un momento me preguntó: ¿Qué hay en tu casa que huele a vainilla? Me puse a buscar en la sala, el dormitorio, baño y cocina, y me encontré con difusores, inciensos, velas, etc.

Claramente, este punto lo había omitido y la casa estaba invadida por ese aroma y otros. Quitamos todo y al rato despejamos el ambiente de ese olor penetrante.

Dado que en una cata intervienen la vista, el olfato, el tacto y el gusto, suena casi obvio que si el ambiente está contaminado de olores, ruidos y luces, la experiencia estará afectada y obstaculizada.

Entonces, casi de manual, estas son las reglas básicas para preparar el ambiente para una cata, en casa.

Iluminación

La luz es un elemento que te permite descubrir los atributos visuales del vino: observar su edad, si tiene algún defecto a la vista, identificar los colores de cada tipo de uva.

La luz cálida es la facilitadora, también podés usar luz de vela - tiene su mística y su romanticismo. Una hoja de papel blanco te permitirá proyectar los colores nítidamente. Ese juego es muy lindo porque descubrís que cada vino tiene un color diferente.

Copas de vino

Olores

Un ambiente libre de olores es fundamental. Evitá que haya en el ambiente olores que alteren o condicionen tu capacidad de olfato. Y preparate para darte cuenta que tenés un montón de elementos en tu casa que generan olores: difusores, velas, flores, sahumerios, cremas, condimentos, perfumes, fruta, verdura, plantas, productos de limpieza, muebles, telas, y podría seguir.

Tampoco vas a vaciar tu casa, pero para esa ocasión tratá de alejar todo lo más posible.Sin duda, lo agracederás ya que eso te permitirá descubrir nuevas sensaciones.

Cuando empecé a participar de catas, lo que me quedó grabado es: los sentidos son como un músculo que se entrena, en la medida que practiques catar vinos con mayor frecuencia, tu olfato y los demás sentidos se desarrollarán cada vez más y por ejemplo en este caso, detectarás aromas y olores con mayor intensidad y facilidad.

Sonidos

Catar un vino requiere cierta concentración, por eso despejar el espacio sensorial de distracciones ayuda a enfocarnos en lo que estamos haciendo.

A veces una música que nos relaja y conecta con las emociones puede ser muy útil, otras veces, el silencio es nuestro mejor amigo. Esto es muy personal.

Memoria

Esta no es un sentido, es lo que nos permitirá evolucionar en el aprendizaje. Registrar lo que observamos y sentimos es muy importante al momento de catar vinos ya que dejamos asentado lo que nos gusta y lo que no, lo que percibimos según el tipo de vino y lo que nos generó.

Hoy hay muchas herramientas para hacer nuestra propia bitácora de vinos: una app, el bloc de notas del celular, tomar fotos, un cuaderno o simplemente, papel y lápiz.

¿Estás listo? Si te gusta el vino, esta es una experiencia a vivir. No hay como la intimidad del hogar para compartir una cata de vinos con amigos y abrirse a que vuelen las sensaciones.

Descarga la Guía Gratis ahora

Comentarios:


Unite al Wine Club

Recibí las actualizaciones de nuestro blog

Últimos Posts